• Alma Mia

HABITOS QUE SANAN Poner limites Respetar los limites ajenos

Me encantaría decirte que este hábito termina aquí, pero ¡no!. La segunda parte de este hábito fue aprender a respetar los límites de los demás. Nada fácil.

Lo que si puedo prometerte es que si primero empezas por vos mismo, será mucho más fácil luego respetar a los demás. Lógicamente que habrá situaciones en las que el límite del otro te incomode, te haga cambiar los planes, te trastoque lo que tenías en mente… ¿Pero realmente es tan terrible? Aprender a implementar este respeto mutuo por los límites propios y ajenos renueva los vínculos de amor sano. Nos invita a refrescarnos, de repente tenemos más aire, más libertad, más plenitud.

Es crucial aprender a respetarnos, porque la invasión no representa absolutamente nada bueno para nadie. Somos mejores cuando tenemos libertad para ser quienes somos en libertad, cuando nos sentimos amados a pesar de sentir diferente, cuando nos aceptan tal como somos. Todos nos beneficiamos con la expansión libre de otro ser, es inspirador, es alucinante acompañar el despegue de los demás y poder volar también con valentía.

La invasión nos deja dolidos, resentidos, sofocados, ahogados, des energizados… la invasión nos corroe por dentro. No queremos ser personas así, no merecemos tampoco que nos hagan esto. Por eso es imprescindible aprender a decir que no.

Un coach español que adoro y se llama Sergio Fernández siempre dice esta frase en sus libros y conferencias, yo luego de aprender a poner límites me di cuenta que era verdad. “No tenemos que nada”. Así de simple, no tenemos que aceptar algo, no tenemos que hacer algo, no tenemos que ir, no tenemos que venir… somos nosotros quienes decidimos comportarnos de esa manera. Pero la realidad es que en este mundo no tenemos que nada. Es hora de salir del papel de víctima de “tengo” que aceptar porque no me queda otra, porque sino tal persona se enoja, porque si no me dejan de querer, porque, porque, porque, porque… ¡excusas por mil! No tenemos que nada.

Basta.

Es hora de que conectes con vos mismo, que descubras porque ha quedado grabado tan dentro de tu ser la resignación de aceptar las migajas que tanto dolor te producen, que empieces a registrarte y te animes a poner un límite.



26 vistas

Te invito a contactar conmigo y contarme tu historia

estoy aca para guiarte y ayudarte a florecer

  • White Facebook Icon