• Alma Mia

HABITOS QUE SANAN Poner limite

El primer paso fue reconocerme...

Una de las cosas que aprendí mientras transitaba por mi camino de indagación personal, fue que debido a las experiencias vividas en mi infancia, muy temprano en mi vida habían quedado impregnados pulsos, maneras, dinámicas… que parecían muy normales, que incluso durante muchos años no había percibido como dañinas para mi salud… pero con el paso de este crecimiento personal me di cuenta que hacían estragos en mi alma.

Quienes vengan de historias de violencia, sabrán entender esta sensación que nos queda para siempre en nuestro interior de sentir que no merecemos más de lo que estamos recibiendo… A mí me costó comprender racionalmente porqué me sucedía eso, porqué seguía aceptando las cosas que aceptaba, aún cuando ya podía darme cuenta que me hacían daño. Luego de la comprensión racional pasó un tiempo importante hasta que pude sentir con el corazón y con el cuerpo el dolor que esto representaba para mí.

Antes de aprender a poner limites, tuve que reconocerme a mi misma en este eterno rol de permitir por no sentirme merecedora...




60 vistas